Tipos de cristales para gafas: ¿cuáles necesito?

En el sector óptico es posible acceder a una gran variedad de recursos, todos ellos especialmente pensados y diseñados para satisfacer las necesidades de todos aquellos que cuentan con una serie de necesidades en lo relacionado con la salud de los ojos. Desde la montura, y los diversos materiales que han ido emergiendo durante los últimos años, hasta lo relacionado con los cristales. Pasando por multitud de elementos que pueden incidir de manera directa en nuestra calidad de vida.

En este artículo analizaremos los diferentes tipos de cristales para gafas que existen en el mercado. Así como las principales características y ventajas que se desprenden de cada uno de ellos.

¿Qué tipos de cristales para gafas necesito?

Cristales monofocales:


Las lentes monofocales son aquellas que se utilizan cuando se necesita corregir cualquier tipo de ametropía que se pueda sufrir. La ametropía engloba tanto la miopía como la hipermetropía, además del asitgmatismo.

En este caso, es importante conocer que existen dos tipos de cristales monofocales de acuerdo a su fabricación. Por un lado, los monofocales convencionales, que trabajan para ir acorde con los estándares de calidad exigidos para ofrecer una visión nítida y cómoda.

Por otro lado, los monofocales digitales. Especialmente diseñados para poder obtener una visión mucho más nítida y periférica.

Cristales progresivos


Todas aquellas personas que sufren de presbicia tienen en los cristales progresivos una de las lentes más recomendadas para poder asegurar una mejor visibilidad. Su principal característica es que ofrecen una visión nítida y natural en diferentes distancias, sin necesidad de tener que cambiar de gafas.

En las lentes progresivas encontramos una zona de enfoque de lejos, que se encuentra en la parte superior. Una zona de enfoque intermedia, en toda la zona central. Además de una zona de enfoque de cerca, en la parte inferior.

Una de las principales ventajas que se desprenden de este tipo de lentes es su capacidad para ofrecer el mejor resultado en cualquier tipo de escenario.

Cristales ocupacionales


Los cristales ocupaciones responden a la necesidad de tener que ofrecer el mejor resultado y la máxima comodidad a todas aquellas personas que trabajan delante de un ordenador. Contando con una graduación específica para poder estar cómodo frente a una pantalla.

La zona superior de la lente está diseñada para poder centrar la vista en la pantalla del ordenador, mientras que la zona inferior permite poder, sin necesidad de quitarnos las gafas, centrar la vista en un documento.

Una de las principales ventajas que se desprenden de este tipo de lentes es el retraso de todo lo relacionado con los síntomas de fatiga visual. Así como las patologías de tensión ocular o de cabeza.

Cristales bifocales


Los cristales bifocales, como su propio nombre indica, cuentan con dos zonas de enfoque. Si bien es cierto que durante los últimos años, y como consecuencia del auge de la tecnología, han ido perdiendo autoridad, han sido muchos los años en los que este tipo de soluciones han obtenido una gran relevancia en el mercado.

Uno de los dos puntos de enfoque se encuentra en la parte superior, y tiene la capacidad de mejorar la visibilidad de lejos. El otro punto de enfoque lo encontramos en la zona inferior y está especialmente pensado para poder centrar la vista desde cerca, diseñado inicialmente para trámites administrativos o para poder mejorar nuestra lectura.

Como hemos podido comprobar, son muchos los cristales que disponemos actualmente en el mercado. Identificar cuál es la mejor opción de acuerdo a nuestras necesidades únicamente será posible de la mano de una clínica especializada. Sus profesionales serán los encargados de brindarnos el mejor asesoramiento con el que poder asegurar nuestra mejor calidad de vida.

Tipos de cristales para gafas

En TuVista tenemos una gran variedad de gafas online. ¡Conoce nuestras marcas!

¿Quieres graduar tus gafas? ¡Ahora te las recogemos gratis!

Dejar un comentario