Gafas de protección solar

Debido a la situación geográfica de Canarias, nuestros ojos están sometidos a exposiciones solares excesivas, es por ello, que es tan importante protegerlos correctamente de la radiación ultravioleta (UV) y la radiación infrarroja(IR).

Y la única forma de hacerlo es mediante el uso de gafas de sol que filtren el exceso de luminosidad y de radiación. También han de cumplir una serie de requisitos según la normativa europea en cuanto a estándares de calidad e información de interés para el consumidor, porque no todas son eficaces y lejos de protegernos pueden causar patologías visuales y oculares:

  • Deben llevar el marcado “CE” de forma indeleble, la identificación del fabricante o distribuidor de la Unión Europea y la referencia.
  • La Montura debe carecer de rugosidades, de aristas vivas y deben ser estructuralmente estables frente a sustancias inflamables.
  • Los filtros o lentes no deben presentar defectos tales como fisuras, arañazos, burbujas o estrías.
  • Deben presentar resistencia mecánica a la rotura e impactos y ser resistentes al calor.
  • Deben de ser ópticamente neutras, sin graduación y no deben presentar desviaciones ópticas.
  • De manera indeleble debe aparecer la categoría de filtro solar del 0-4, este número indica la cantidad de absorción lumínica visible, luminosidad según la norma ISO 8980-3.

Hay lentes blancas que filtran el 100% de la radiación UV, mientras otras oscuras no lo hacen favoreciendo la dilatación pupilar e incrementando la radiación que reciben los ojos.

Los filtros o lentes deben utilizarse en función de las necesidades del usuario, teniendo en cuenta la edad. Es muy importante que no alteren ni modifiquen los colores naturales del entorno ni los objetos que se observan a través de ellos, independientemente del color. Existen numerosos filtros en el mercado, pero los más utilizados son el marrón, el gris y el verde.

¡Visita nuestra tienda online!