¿Te has preguntado alguna vez qué es eso de las gafas progresivas? ¿Has oído decir a un vecino, amigo o familiar que sus progresivas le producían mareos o que es difícil adaptarse a ellas?

¿Qué son exactamente las gafas progresivas?

A partir de cierta edad, todas las personas desarrollan vista cansada o presbicia: el ojo ya no puede enfocar a diferentes distancias. Las gafas progresivas te permiten volver a ver nítidamente en todas las distancias. Todo en un solo par de gafas.

Las gafas progresivas son ideales para personas que sufren de presbicia combinada con algún otro tipo de defecto visual, como miopía, hipermetropía o astigmatismo, porque corrigen todo con las mismas lentes. Por supuesto, también las pueden usar personas que tienen presbicia solamente.

Las gafas progresivas, y concretamente sus lentes, están diseñadas para que puedas ver de lejos, de cerca y en distancias intermedias.

¿Cómo es eso posible? Si te has fijado bien en la foto superior, podrás ver que el diseño del cristal progresivo está desarrollado para:

  • Ver bien de lejos por la parte superior del cristal o lente
  • Ver bien a distancias intermedias por la parte media del cristal
  • Ver bien de cerca por la parte inferior de la lente

Por la propia naturaleza del progresivo, al incluir todas las distancias en la misma lente, en los bordes laterales aparecen unas zonas donde la visión es algo borrosa. En lentes de tecnología más avanzada, se consigue reducir al máximo las aberraciones de esas zonas laterales. Más adelante te explicaremos esto más en profundidad. Puede que te parezca complejo al principio, y hasta puede que pienses: pero, ¿por dónde miro?

Tal como haces para mirar en cualquier tarea de tu rutina diaria, sea arriba para coger algo de un armario alto, sea abajo para ponerte los zapatos. El funcionamiento de las gafas progresivas es el mismo, se trata de hacer coincidir la mirada con el punto correspondiente a la zona que quieres enfocar:

Mira por la parte superior de la lente para ver de lejos (de frente, como hacemos al mirar el horizonte), por la parte inferior para ver de cerca (como hacemos instintivamente cuando queremos leer, que bajamos la mirada). En la zona intermedia entre lejos y cerca encontraremos progresivamente todas las distancias intermedias. Por eso mismo se llaman progresivas.

¿Cuándo es recomendable usar gafas progresivas?

Ventajas y desventajas

Vamos a ser muy sinceros: en 1986 usar gafas con cristales progresivos tenía más inconvenientes que ventajas.

  • Eran excesivamente caras
  • No se conseguían buenos resultados de visión
  • Había que usar “gafotas” enormes

En 2018, la tecnología ha evolucionado sustancialmente. Así que eso de con las progresivas me mareo casi ha desaparecido, ya que con los nuevos avances tecnológicos pocas personas notan molestias y su tiempo de adaptación se ha reducido de semanas a días. La mayoría se adapta espontáneamente.

VENTAJAS

Tienes todo en un solo par

No tienes que usar tres gafas: para lejos, para cerca y para distancias intermedias. Además, el óptico le puede dar preferencia a la zona de visión que más necesites.

Ventaja estética

A diferencia de las bifocales, con las progresivas tienes visión continua entre distintas zonas visuales, sin que por fuera se note nada.

Ahorras

Sí, ahorras, porque seguro que también has oído hablar de que las gafas progresivas son caras, pero… ¿y comprar tres gafas, una para cada distancia? Las cuentas salen.

Visión nítida y clara siempre

Con las progresivas ves bien siempre. En cambio, las de cerca nunca las tienes a mano cuando las necesitas, y si las has olvidado en casa y quieres ver el móvil, te va a resultar complicado. Si usas gafas progresivas tienes un problema menos.

Para casi cualquier graduación

anche nelle distanze intermedie, ideale per lavorare sul PC.

DESVENTAJAS

Síntomas de adaptación

Es preciso acostumbrarse a coordinar la mirada con un ligero movimiento de cabeza. Si solo mueves los ojos, mirando de soslayo, percibirás zonas borrosas en los laterales.

Hay que aprender a mirar

La forma en que estás acostumbrado amirar cambia, ya que debes seguir con la cabeza y el movimiento de la mirada Si solo mueves la mirada verías por las zonas borrosas de los laterales.

¿Qué diferencia hay entre las gafas progresivas y las bifocales?

Bi” significa dos, lo que indica que una lente bifocal sólo consta de dos zonas de visión. Por un lado hay una zona de gran tamaño para la visión de lejos, y por otro, en la parte inferior del cristal, hay un área destinada a la distancia de cerca, que facilita la lectura, la escritura y el trabajo manual.

Lo que no ofrece una lente bifocal, comparada con una progresiva, es el rango de visión intermedia. Para poder ver bien en las distancias intermedias, la persona debe o acercarse al objeto o alejarse de él, para poder verlo por la zona de visión lejana. Por lo general, se verá desenfocado todo lo que esté a una distancia de entre 50 cm y dos metros respecto a los ojos.

Quien ha usado bifocales con anterioridad sabe bien que este tipo de cristales exige más trabajo por parte del usuario, por lo que al cambiar a progresivas apreciará mejor las ventajas.